El servicio de mantenimiento informático de Riker está orientado a dar solución a cualquier tipo de problema informático en el día a día laboral. Con el fin de evitar que se detenga la actividad productiva de la empresa. Cada cliente junto con nosotros decide el mantenimiento informático que desea para su negocio, definiendo unos parámetros que decidirán el nivel de servicio en las reparaciones informáticas en general que se lleven a cabo.

Asistencia in-situ y remota.
Resolvemos sus incidencias de forma inmediata a través de Internet, o desplazamos a nuestros técnicos a sus oficinas.
Desplazamientos: Durante el contrato de mantenimiento informático cuaquier tipo de incidencia está incluida.

Puesta a punto de sus equipos.
Nuestros servicios incluyen acciones preventivas ya que no esperamos a que sus equipos fallen. Realizamos revisiones periódicas y una puesta a punto inicial para evitar los problemas futuros.

Mano de obra.
El tiempo empleado en la reparación de los equipos durante el periodo del contrato de mantenimiento, están incluidas.

Piezas incluidas:
El *material utilizado durante las reparaciones de los equipos no será facturado al cliente. *Los elementos consumibles no están incluidos en mantenimiento.

Sustitución de equipo:
Cuando sea necesario, nuestro personal cualificado sustituirá  y garantizará su funcionamiento mediante una máquina de préstamo.